Después de casi dos años sin poder salir de vacaciones y de haber anulado un par de veces las que teníamos contratadas, debido a los confinamientos y las medidas que se tomaron a consecuencia de las olas del covid-19, decidimos programar un viajecito. Total, que este mes de septiembre decidimos salir una semana a ciudades que teníamos pendientes de visitar.

El destino final nos lo fijamos en Valencia, pero como las distancias son largas, decidimos hacer parada en Ávila en la ida y en Cuenca en la vuelta. En Ávila ya habíamos estado, pero en Cuenca no, así que le dedicamos un día a la primera y dos a la segunda.

En Valencia estuvimos hace muchos años para ver el Oceanográfico, pero nos faltaba por ver el resto de la ciudad.

El viaje nos resultó muy placentero, tuvimos bastante suerte con el tiempo y las paellas estaban de muerte, vamos que nos resultó corto y nos quedaron ganas para hacer pronto el siguiente. Os dejo unas fotos

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.