La fotografía es luz. Esta es una verdad incuestionable y saber aprovechar la luz existente, nos ofrece la posibilidad de conseguir fotos espectaculares.

La luz de tarde es particularmente atractiva. A finales de agosto, cuando los días ya empiezan a acortarse, las tardes nos ofrecen una luz muy potente, que se cuela entre los edificios de las calles e ilumina los objetos y a las personas de forma lateral, alargando las sombras y generando sombras profundas.

Hace un par de días salí con mi amiga Les a dar un paseo y tratar de hacer alguna foto decente que podamos luego subir al grupo de «street photo» de Facebook. Algunas de las que conseguí hacer son éstas…

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.